A extremar cuidados





Las dos últimas semanas han sido alarmantes en el número de casos de contagio del Covid-19 en nuestro país, principalmente por la variante ómicrón que ha sido la detonante de esta cuarta ola de infección durante la pandemia.

El especialista infectólogo Francisco Moreno advierte que si se toma en cuenta lo ocurrido en países como Sudáfrica (en donde se tiene registro del primer caso de contagio por la variante B. 1.1. 520 que se notificó el 24 de noviembre del 2021) faltaría una semana de alta contagiosidad para dar paso a un descenso en el número de casos por lo que es importante que los siguientes 15 días extrememos precauciones.

En eso hay registro de coincidencias con otros especialistas como Arturo Erdely, actuario y doctor en ciencias matemáticas por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien dio a conocer en una entrevista radiofónica que será entre el 26 y 28 de enero próximos, cuando se puede alcanzar el pico máximo de contagios.

Quizá por eso las restricciones que nuevamente se han presentado en distintos espacios, como por ejemplo en los recintos culturales, en donde el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ha dado a conocer cierre de algunos museos, restricciones de horarios en otros casos y el ofrecimiento de actividades a distancia.

No se trata de alarmar, se trata de prevenir, tomando ya en cuenta la experiencia de dos años de pandemia, sobre todo cuando en un periodo de 24 horas se llegan a registrar cerca de 50 mil contagios en nuestro país.

Roby Bhattacharyya, especialista en enfermedades infecciosas del Hospital General de Massachussets afirmó que ómicron es el virus que se propaga más rápido en la historia, dejando atrás a otros como el sarampión. El repunte en el número de infectados así lo demuestra.

El tiempo de generación que es el que transcurre entre un infectado hasta que la persona contagiada por él también es infectiva es de cuatro o cinco días, en el caso del sarampión es de 12.

Es precisamente esa velocidad la que caracteriza a la variante y hace distinto esta etapa a otros momentos de la pandemia.

Por eso resultan necesarias medidas como las que han emprendido algunos ayuntamientos en los que se aplican sanciones a quienes se nieguen a utilizar el cubrebocas en espacios concurridos, después de un exhorto a emplearlo.

Ya varios ayuntamientos y estados han establecido dentro de sus normas está obligatoriedad que parecerá exagerada, sin embargo es necesaria para sobrellevar esta nueva realidad. En el caso del Estado de México no olvidemos que fue el gobernador Alfredo Del Mazo, quizá el primero de los primeros mandatarios estatales, en exhortar a su uso como medida preventiva, esto en el mes de abril del 2020.

En otros países, principalmente en Europa las medidas son drásticas pero necesarias, como lo son los mandatos de vacunación.

¿Qué vendrá después? no se sabe a ciencia cierta; es un reto desconocido en el que la vacuna se convierte en el método más eficaz para preservar la vida; así está demostrado.

Para prevenir, la reiteración no es ociosa: hay que continuar con el uso de cubrebocas bien ajustado; lavado constante de manos, distanciamiento físico, una adecuada ventilación de espacios interiores, evitar espacios concurridos y sobre todo la vacunación.

@periodistamex

ASME

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *